lunes, 1 de junio de 2009

Mensaje marino...

Una de las cosas más agradables de vivir en Peumayen es que el mar me trae mensajes en cualquier momento del día o de la noche... Hace apenas un rato he encontrado una botella nueva en la orilla que contenía esta bonita historia:

Después de que una violenta tempestad arrojara millares de estrellas de mar sobre la playa, una señora mayor se puso a recogerlas y a devolverlas al mar una por una. Un paseante, extrañado, se detuvo junto a ella y de dijo: "Pero a fin de cuentas, ¿de qué sirve lo que está haciendo? Hay miles y miles. Y morirán todas. Pocas más, pocas menos, la cosa no cambia". La anciana movió la cabeza y siguió pacientemente su trabajo. "Bueno, por lo que veo, usted sigue... ¿Qué puede cambiar con su esfuerzo?". La anciana continúo imperturb
able, mientras el hombre seguía haciendo comentarios desengañados. De pronto, la mujer tomó una estrella de mar, la lanzó con particular cariño al mar y mirando al hombre con un resplandor de felicidad en el fondo de sus ojos, dijo: "Para ésta todo ha cambiado"




11 comentarios:

Literato dijo...

Había leído esa historia previamente y me pareció fantástica. Volverla a leer me hizo sonreir. Creo que es un himno a no bajar los brazos y que siempre es posible empezar y sin importar el día o el momento.

Saludos.

fra miquel dijo...

Que hermosa historia!

No es solo lo mucho o poco que hagamos lo que puede cambiar las cosas, también nuestra actitud cuenta.

K@ri.- dijo...

es verdad como lo dice Fra miquel.. es la actitud lo que cuenta, lo que termina guiando el camino!
besos y buena semana...
hoy necesito estar en Peumayen...

De cenizas dijo...

¡Toma respuesta! Muy bien.


besos

Sonita dijo...

qué bonita historia que nos deja una linea de esperanza.
un dulce saludo.

eMiLiA dijo...

Bien por la señora imperturbable ante los avatares de los necios!!!

Preciosa historia!

Un besoo

:)

MONICA dijo...

Preciosa historia, una sonrisa para esta mañana y comenzar el dia de otra manera. un abrazo y gracias

Maria Coca dijo...

Preciosa historia con mucho trasfondo. Emocionante, la verdad.

Besoss

bruixot dijo...

Todo depende del cariño con el que se observe, cada minúsculo ser, lugar tiene su encanto por compartir.

Un besito

semifusa dijo...

Y además, seguramente, la felicidad de esa estrella que volvió al mar hizo a su vez felices a otras estrellas.

:) Muac.

ROSA dijo...

Conoc´´ia la historia, pero lo hermoso es que has hecho que la recordara.
Gracias por recordarme que se debe seguir porque siempre conseguimos algo, por poco que sea.
Nos leemos