lunes, 28 de abril de 2008

Reflexiones de un violín...

Aquí y ahora que nadie me oye voy a confesarme convencido de portar el don de reconocer a los virtuosos de la música. Incluso antes de que hayan aprendido la técnica necesaria para tocar un instrumento, yo sé intuitivamente quien llegará a serlo.

Así fue como entendí pronto que ella sería una violinista virtuosa.
Llegué a sus manos tras pasar por muchas otras: manos firmes, delicadas, serias, tiernas, enfadadas, dulces, enérgicas, alegres, melancólicas... Pero ningunas transmitían nada
parecido a las suyas. De todas formas no lo supe sólo por su tacto. Fue por una sensación más global. Y en parte por ese encanto suyo que entonces, como ahora, se dibujaba en su sonrisa y brillaba en sus ojos.

También quiero revelar algo más: desde que ella me pone voz, no he vuelto nunca a desear ser piano para sentir las caricias transformarse en notas, ni saxofón para trocar besos por melodías.
Y es que con sus cosquillas vibro hasta llegar a lo más alto. Hoy afirmo que soy feliz siendo violín y viviendo entre sus manos…


Pintura: Arman Pierre

miércoles, 23 de abril de 2008

Sant Jordi...

Muchas flores...


...el mar...



...y un libro :)


lunes, 21 de abril de 2008

Óleo de un hombre con sombrero...


Lo observo debajo del sombrero e imagino cómo serán las ideas que lleva dentro…


Ingeniosas, que iluminan su cabeza...

Tercas, que tiñen de mal humor su rostro y fruncen su ceño...

Alegres, que le hacen brincar...

Tristes, que deslíen su sonrisa...

Revoltosas, que juegan entre su pelo...

Grandiosas, que sueñan salir de aquel sombrero...

Temerosas, que no desean ver nunca la luz...

Originales, que cambian la forma de mirar...


Lo observo y siento la certeza de que sus ideas viviendo allí gozan de absoluta libertad…


miércoles, 16 de abril de 2008

Sucede que a veces...


...una sensación que me encanta...

Sucede que a veces la vida mata y el amor
te echa silicona en los cerrojos de tu casa,
o te abre un expediente de regulación,
y te expulsa del Edén, hacia tierras extrañas.
Sucede que a veces sales de un bar y la luz
quema la piel de este vampiro que te ama,
te llena la frente de fino polvo marrón-sur,
bostezas y te queman agujetas en las alas.


Pero sucede también
que, sin saber cómo ni cuándo,
algo te eriza la piel
y te rescata del naufragio.


Y siempre es viernes, siesta de verano,
verbena en la aldea, guirnaldas en mayo,
tormentas que apagan el televisor.
Teléfonos que arden, me nombra tu voz,
hoy ceno contigo, hoy revolución,
reyes que pierden sus coronas,
verte entre la multitud,
abrazos que incendian la aurora
en las playas del sur.


Sucede que a veces la vida mata y te encuentras
solo y en este corazón no reciclable
se hunden petroleros desahuciados y sospechas
que provocan miopía en lanzadores de puñales.
Sucede que a veces la vida mata y el invierno
saca su revólver, te encañona en las costillas,
te aterran los álbumes de fotos y el espejo,
huele a pino el coche y el mar a gasolina.


Pero sucede también...


Ismael Serrano


domingo, 13 de abril de 2008

Color en la noche...

NEGRO el cielo que no veo
entre AMARILLAS paredes
donde mi alma VIOLETA

bebe una copa DORADA

y escucha cantar GRANATE

a la guitarra AZUL

del tipo VERDE.

En mi memoria,
BLANCO
blanco radiante:
la luz,
tu sonrisa.


Óleo: Bodo Vespaciano

lunes, 7 de abril de 2008

El mar...

"NECESITO del mar porque me enseña: no sé si aprendo música o conciencia: no sé si es ola sola o ser profundo o sólo ronca voz o deslumbrante suposición de peces y navíos. El hecho es que hasta cuando estoy dormido de algún modo magnético circulo en la universidad del oleaje"

Pablo Neruda

miércoles, 2 de abril de 2008

ma me MI MO mu



Lloro lágrimas de cebra...

y aunque no son de cocodrilo,
nadie las oye, creen que actúo...

quiero gritar ¡existo! ¡soy!
debajo de este disfraz de mimo...