martes, 16 de diciembre de 2008

De color rojo...

- Quiero regalarte una historia. Una historia de verdad. De las que empiezan con “Érase una vez”. Una historia que te cuente y te recuerde al mismo tiempo. Una historia todoterreno de color rojo. Quizás sin h por las veces que decides incumplir normas absurdas. Una historia con mi nombre entre sus páginas. Que entre tantas cosas contenga dos días en Madrid. Allá donde se cruzan los caminos. 2 días en Madrid: 2 noches durmiendo poco y 2 mañanas desayunando 2 veces. La lluvia en Lavapiés bajo un paraguas pequeño. Una ventana mágica. García-Alix, duro, gris, emocionante. Mayumaná y su visión del tiempo. El sol brillando frío en la plaza del rastro. Y mil despedidas de un andén a otro del circular. Siempre con más alegría que tristeza.

- ¿Con o sin final, la historia?

- Sin final. Y sin perdices. Mejor que vuelen.

- ¿Las perdices?

- No, las páginas...

35 comentarios:

mia dijo...

Oh!!!

Cuanta fineza y sensibilidad!

Esto eres tú!

Gracias


♥♥♥besos♥♥♥

amor dijo...

viendo tu modo de escribir y de ser, dios, en tu próximo madrid quisiera verte

un beso

s

maria... dijo...

... esta historia hace que me brote una sonrisa en la cara...

¡cuánto me alegro!

y, espero que me cuentes otra historia pronto en el sur!
1 besito

Nochestrellada dijo...

Una historia maravillosamente dulce
como la que nos tienes acostumbrados
de colores
risas
y páginas al viento...

besos

bruixot dijo...

Que vuelen las páginas y que nos lleguen a cada uno de nosotros una pizca de esa alegría que conservas...mientras tanto el libro sigue abierto ansioso de recibir más historias.

Un besito

Marysol dijo...

Ya veo las páginas con alas y felices a las perdices...Precioso, como siempre.

Armida Leticia dijo...

Con más alegría que tristeza y sin final...

Desde México, un abrazo.

TOROSALVAJE dijo...

Parece una historia romántica.
Así como muy francesa...

Besos.

Sara dijo...

Que cuento tan hermoso, yo también he perdido una huída a Madrid, pero seguro que otras me esperan,

Un beso,

De cenizas dijo...

¡Y que vuelvan!( las páginas vividas, no las perdices).


besos

ArdillA dijo...

Me encanta que las perdices vuelen, esta sensación de Libertad me llena de alegría ... Madrid siempre como testigo ... Te espero al Sur.Besoles!!!

ROSA dijo...

Por favor, cuéntame otro cuento.
Me has dejado espectante e insatisfecha.
Necesito más.
GENIAL

Paulina Lombardo dijo...

Hola Eva!!

A quien no le seduce una historia que comienza con la frase erase una vez, es una frase que nos traslada inmediatamente a nuestra escencia mas añorada "la niñez". Nos traslada a los aromas de cocina sentados en un rincón en la mesa, o a tardes de verano con los pies descalzos acostados sobre el pasto bajo la sombra de algún amigo árbol...

Me encantaria escuchar tu historia, sentarnos con una taza de lo que te agrade mas en la mano, una tarde a medio sol y que me contaras tu historia, aquella que va entre lineas, aquella que viaja entre botellas de cristal por un mar inundado de tu magia.

Muchos besos colorados
Pau.

eme dijo...

oh... Madrid... que cerca está y que lejos le siento...
besos

Máximo Ballester dijo...

Me hiciste reír con el final.
De todos modos que sea una historia bella. Y seguro que las páginas volarán y se posarán en nosotros.
Un beso.

Emilia dijo...

Que vuelen las perdices, las páginas y nosotros.

"quiero volar, lejos de aquí escapar..."

Un besoo

:)

semifusa dijo...

Veo que el color rojo te sienta de maravilla, Hawwah...

:) Besotes.

manu dijo...

si las páginas vuelan...la cosa suena bien. si la historia tiene madrid y tanta proximidad....mejor aún.

y si tiene despedida...mmmm...entonces, existirá otra historia para contar en otro momento, otra historia con vuelo y pero sin despedida, puro encuentro y largos días.

saludos!

Manuel dijo...

Nuestra vida un libro que día a día vamos escribiendo de manera inconsciente...

Anónimo dijo...

Me río querida niña por la sicronicidad de nuestros pensamientos...En mi post hablo de las perdices que vuelan...jajaja...¡me ha sorprendido tanto! Tenemos una manera parecida de mirar las cosas...Un beso guapa!

http://debohemia.blogspot.com/

Julia dijo...

Una historia de amor de verdad, que se va escribiendo entre dos.¿Qué regalo más bello que éste?
Preciosa historia!!
Un besote

Miguel dijo...

Esteeeeee... esta historia me suena a muy vívida, ¿me equivoco?

:)

Nindë dijo...

muy real la historia eh? jeje desde luego los finales mucho mejor si se dejan a la imaginacion de cada uno!

bett/ dijo...

preciosa historia tan llena de madriles... un besote guapi

Sibyla dijo...

Me encantaría acompañarte en esa mini aventura madrileña...

Y disfrutar sobre todo de esas magníficas fotografías de G.Alix.

Besitos:)

thoti dijo...

.. yo espero que entre las páginas también salgan perdices y te las comas todas.. :-)

.. besitos y Felices Días..

Alu dijo...

Una historia preciosa qu uncabe acabar, sea del color que sea, porque es tuya y por eso es especial.

Muchos besos!

chichomaniaco dijo...

garcia-alix viaja en el anden sin tiempo, mayumana nos enriquece hasta llegar a los brazos de hawwah en un peumayen pletorico.............continuara

Alatriste dijo...

Pues eso, que tus historias nunca tenga final.
Peumayen estuvo un poco vacío sin ti. A ver si algún día tengo la oportunidad de compartir canciones contigo.
Conocer en Madrid a gente de este mundillo, fue una experiencia bonita.
Así que lo dicho, te espero para la próxima.
Cuídate.

AlmA :) dijo...

Mis mejores deséos... los más dulces...
abrazos e historias y cuentos... que vuele la imaginación... que vuele...
felices días

Anna. dijo...

Que belleza!!!!

me dejas sin palabras y con la magia en la mirada.

Anna

My dijo...

llevaba demasiado tiempo sin pasar por aqui.
olvidé cuánto bien me haces.

un abrazo... muy fuerte.

feliz navidad..

jimena dijo...

Bonito escenario en el que escribir una historia...y en el que coleccionar recuerdos. Besitos

laurópata dijo...

¡bonito! Muy bonito!! Como ambos...
Sigue pintado rojo, que pinta muy bien!!!
Mil besos y encantadísima de conocerte ;)

Dara Scully dijo...

Que no termine, que se reinvente, que se vista de azul algunos días, o de verde, como quiera. Que vuele, y nade, y corra. Que viva, que vivamos en ella.


Un miau grande